Saltar al contenido
Herbolario

Kvass de Remolacha

kvass remolacha
Por favor votanos

Me encantan las remolachas como me encantan los correos electrónicos no deseados. Lo que quiere decir que no. Sin embargo, hay algunas excepciones: adoro la bondad salada y crujiente de estos chips de remolacha al romero, y al menos unas cuantas veces al año me apetece el inconfundible sabor terroso de esta receta de kvas de remolacha.

De color rojo rubí y rico en probióticos, ha sido venerado en Rusia durante mucho tiempo como tónico sanguíneo, limpiador del hígado y ayuda digestiva. Está tan entretejido en su folklore que aparece en Guerra y Paz, donde “Tolstoi describe cómo los soldados rusos tomaron un cucharón lleno de kvass antes de aventurarse desde sus cuarteles a las calles de Moscú durante una epidemia de cólera”. (1) ¿Por qué se venera tanto a kvass? Echemos un vistazo más de cerca….

preparación remolacha kvas

Beneficios Kvass de Remolacha

Los beneficios de la remolacha Kvass son una buena fuente de folato, vitamina C, potasio, magnesio, hierro, manganeso y fitonutrientes como las betaínas, que se ha demostrado que proporcionan un apoyo antioxidante, antiinflamatorio y de desintoxicación.

(2) La investigación sugiere que: tienen efectos positivos sobre la presión arterial

(3) apoyan la respuesta inmune a patógenos comunes

(4) tienen efectos protectores sobre el hígado

(5) mejoran la capacidad de su cuerpo para reponer oxígeno durante el ejercicio

(6) También hay otros beneficios. Un estudio encontró que disminuyó los efectos de la exposición a la radiación en ratones.

(7) Cuando se fermenta, los nutrientes de la remolacha se vuelven más biodisponibles, mientras que la cocción destruye la vitamina C y algunos de los otros componentes beneficiosos.

(8) Y, por supuesto, la fermentación introduce bacterias beneficiosas, que mejoran aún más el perfil nutricional mediante la producción de vitaminas B.

bebida kvas de remolacha

¿A qué sabe este kvass de remolacha?

Ahora, tal vez estén pensando: “Que todo suena bien, pero….”. ¿A qué sabe?

Buena pregunta! Si ha probado kvass antes, puede que haya notado que puede ser muy salado – este no lo es. Dado que la mayoría de nosotros somos bastante nuevos en la fermentación, tendemos a usar mucha sal para mantener a raya a los microbios no deseados mientras se establecen las bacterias benéficas. Este enfoque puede hacer que algunos fermentos sean muy poco apetecibles, y por esta razón evité el kvass durante años.

Afortunadamente, un libro que recogí hace un par de años, Fermentado, usa sólo 1/2- 1 cucharadita por cuarto de galón. Ver una proporción de sal más baja recomendada por un experto en fermentación me dio el valor para empezar a experimentar con proporciones más bajas también, y mis lotes han resultado hermosos – ácidos y robustos sin ser demasiado salados.

Parte de la razón de mi éxito puede ser que uso un tarro de fermentación con una esclusa de aire, que ayuda a proteger el kvass del moho y la levadura del medio ambiente. Sin embargo, tengo amigos que también fermentan con frascos bien cerrados con buenos resultados. Esta versión está infundida con jengibre, que añade un sabor agradable y también favorece la digestión. Siéntase libre de experimentar con otros sabores como cáscaras de cítricos, pedacitos de piña seca – ¡lo que usted quiera!